jueves, 6 de diciembre de 2012

QUE ES EL TRABAJO INFANTIL.

El trabajo infantil es una de las peores formas de explotación y abuso. Pone en peligro la salud, seguridad y educación de los niños, al mismo tiempo que atenta contra su desarrollo físico, mental, espiritual, moral y social.
Son millones los niños que trabajan a nivel mundial, este hecho es indiferente para la gran mayoría de personas e instituciones. El salvador no escapa de esta realidad, a diario vemos la explotación a la que son sometidos los menores, todo esto fuera del marco de la ley laboral y constitucional.
En la gran mayoría de los casos, el ingreso temprano en el mercado laboral guarda estrecha vinculación con la problemática de la pobreza y con las estrategias de supervivencia a que deben recurrir los grupos familiares de los sectores de la sociedad que no disponen de los medios necesarios para asegurar la satisfacción de sus necesidades básicas.

El trabajo infantil es dañino de por sí, y el daño se agudiza cuando está asociado con el peligro o la explotación. El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia UNICEF) utiliza 5 criterios para definir las prácticas laborales abusivas o perjudiciales durante la niñez:
  • trabajo a tiempo completo a muy temprana edad;
  • jornadas laborales demasiado extensas;
  • tareas que imponen estrés físico, social o psicológico;
  • pago inadecuado
  • limitado acceso a la educación.

Sabemos que los niños realizan el trabajo infantil como una actividad económica de carácter ilícito realizada en forma regular, periódica o estacional, por niños (menores de 12 años de edad) o adolescentes (de 12 hasta cumplir los 18 años de edad). La cual implica su participación en la producción o comercialización de bienes y servicios destinados al mercado, el trueque o el autoconsumo, independientemente de que dicha actividad se encuentre sujeta a retribución alguna.

Pero existen otras actividades económicas ilícitas de mayor riesgo que involucra a menores en una red, como la prostitución de menores de edad o el comercio de drogas, y estas no son concebidas como trabajo infantil. Igualmente, ciertas modalidades para obtener ingresos, no incluidas bajo el concepto de actividad económica, como el robo o la mendicidad, no son consideradas como trabajo y que en países pobres como los nuestros es una actividad que capta mayor cantidad de menores De igual manera, la participación de los niños y adolescentes en tareas domésticas en el seno de su propia familia no debe ser incluida bajo el rubro de trabajo infantil, pues dicha actividad constituye parte de las funciones básicas de una familia y en muchos casos es indispensable para la supervivencia de sus miembros.

El siguiente video es un claro ejemplo de la explotacion laboral en el salvador,en el siguiente se observa niños trabajando en una de las principales haciendas.encargada en la exportacion de el cafe, en los que se les brinda un salario de $20 dolares al mes, lo que deja en evidencia el abuso y la explotacion hacia los infantes.


 


 













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada